Orígenes

Para mi pequeño peludete.

Un terrible accidente se llevo contigo un trozo de mi corazón, pero no hay accidente que pueda borrar el amor que siento y he sentido. El amor que desde tu fragilidad supiste darme.

Tu Amor me acerco al mundo canino y permitió, que desde mis modestas posibilidades, ayudara a muchos otros peludetes necesitados.

Te recogí en una protectora de Barcelona, iba asustado por el compromiso en el que me metía, pasado el tiempo, lo haría mil veces más.

Ha sido mi amigo, mi compañero de viaje en los últimos años, mi gran sentido de vida y ahora mi mejor recuerdo. Dejaste tu esencias en todas las personas que te conocieron.

Grandes Personas, un día decidieron poner tu nombre a esta asociación y con mucho placer, ahora tu memoria y tu nombre nunca serán olvidados.

Te echo en falta y te echaré en falta el resto de mis días.

Descansa en paz mi pequeño GRANDE BLAS.